El Escudo de Córdoba. Un poco de historia.

El Escudo de Córdoba. Un poco de historia.

Hoy os contamos cómo la Córdoba milenaria lleva más de 700 años buscando un consenso social y político en cuanto a la oficialidad visual en su escudo.

Una historia que casi ha quedado concluida por la propia deriva de las leyes autonómicas y locales en los albores del siglo XXI.

La historia empezó en 1241, cinco años después de la conquista del Rey Fernando III de la ciudad a los musulmanes. Fue entonces cuando el monarca apodado “el Santo”, otorgó al Concejo de Córdoba, el uso de su propio “sello” para comunicaciones y cuestiones administrativas. 

Sin embargo, no dota a Córdoba de un escudo propio que la represente oficialmente y la distinga, por lo que durante siglos fue común el uso del escudo de la provincia, que en honor al Rey de León y Castilla, mostraba un león rampante bordeado de castillos y leones.

Durante casi ocho siglos, la famosa vista de la ciudad, que Meryan ha representado tantas veces sobre el cuero… era en realidad un sello y fue alternándose como “escudo” con el león rampante. Aquella vista nos muestra en primer plano el “Gran Río” (Guadalquivir), después el puente con cinco arcos, la noria de la Albolafia, las murallas almenadas abiertas por la puerta del puente de aspecto musulmán, el alminar de la antigua Mezquita Alhama y las palmeras. Un paisaje de una hermosa y rica perspectiva.

Ambas imágenes había sido usadas en sellos de doble cara desde siglo XIV en adelante. Pero el escudo del león rampante se fue imponiendo como sello y como escudo a partir del siglo XIX, aunque con algunas variaciones, la más llamativa la corona representada. Ésta fue variando de corona real a mural durante las épocas de Monarquía, República y Dictadura.

Pero la confusión seguía y Córdoba no tenía escudo propio hasta que en los albores de los años 80 se reanuda la búsqueda. Fue entre 1984 y 1989 cuando finalmente se inicia un debate para lograr consenso social, político e incluso histórico-artístico.

tres

Córdoba se decantó por utilizar de forma definitiva el paisaje de la ciudad del siglo XIII como escudo, pues constituía en sí esa imagen inequívoca y carácter milenario de su rico pasado. Además era un “retrato” casi arqueológico que refleja elementos perdidos, como la muralla, la puerta del puente antes de modificarse en el siglo XVI y el alminar hoy embutido en parte en la torre catedralicia.

sello8

panel

La belleza de la imagen nos cautiva y estamos orgullosos de haber representado este escudo tanto con la técnica del cordobán como del guadamecil en distintos formatos. Estas piezas son encargadas para regalos corporativos, galardones institucionales y recuerdos personales. Sin duda son una hermosa ventana entre el pasado, el presente y el futuro de nuestra ciudad.

vista cordoba

cordoba5

Comentarios (1093)