La belleza de los patios

La belleza de los patios

Los 187 folios firmados en cada línea por los ciudadanos de Córdoba fueron garantes de la declaración de la "Fiesta de los Patios" como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad en diciembre de 2012. 

Anualmente Córdoba celebra la primavera abriendo durante dos semanas en mayo las puertas de sus casas y mostrando la belleza de sus patios. Belleza que se ve, se huele y se oye en el rumor del agua. Los patios son espacios para los sentidos y fuente de inspiración artística. Nosotros mismos los hemos recreado en nuestros cueros como muchos artistas, escritores y pintores.

patio2

Córdoba es abanderada de una tradición arquitectónica y cultural fraguada en la domus romana, enriquecida simbólica y estéticamente durante el periodo musulmán y que vivió un giro social en siglo XVI durante el Renacimiento.

El atrio romano era un lugar porticado, público y abierto a las visitas, decorado con mosaicos y dotado de impluvium para la recogida y almacenamiento del agua de la lluvia.

Los musulmanes embellecieron aún más estos espacios, cerrándolos sin embargo a la intimidad del hogar. Corazón de la vivienda, protegidos de las miradas ajenas, fueron oasis de flora aromática con el agua como elemento primordial.

 

Durante el Renacimiento, la nobleza adaptó el patio a sus palacetes como elemento de propaganda de poder. Se populariza el uso de tres tipos de “patios”, el de recibo abierto a las visitas, el central distribuidor de la vivienda y el jardín íntimo. Pero fue durante el siglo XIX, con la migración de la nobleza a La Corte y de los campesinos a la ciudad, cuando se fragua el carácter popular y vecinal de los patios. Las habitaciones de estas casonas eran alquiladas por familias enteras y el patio se convierte en centro de la vida vecinal, ubicando ahí cocina, aseo y lavadero común. Es el inicio del patio como centro de reunión y colaboración.

El concurso se consolidó entre 1947 y 1956 apoyado por el Ayuntamiento y el entonces alcalde Antonio Cruz Conde, aunque hay referencias anteriores.

Hoy con la popularidad nacional e internacional tras el nombramiento de la UNESCO, nos enfrentamos al reto de proteger y garantizar su identidad, belleza y sentido de convivencia y respeto. Asociaciones y vecinos han dado ya la voz de alarma ante la degradación en la calidad de la fiesta y el mantenimiento del equilibrio entre turismo y el día a día de los cordobeses.

foto3

Los patios, son un lugar de reposo, admiración y conversación, pero convertidos en la “gallina de los huevos de oro” sin una planificación meditada, los visitantes llegan por cientos haciendo colas de interminables horas bajo el riguroso sol de mayo. La vida de quienes acogen se hace insostenible y la visita masificada de quienes llegan pierde calidad. Creemos que es necesario hacer una planificación consciente para que los Patios sigan siendo referente de los valores de tradición, convivencia, creación artística y acogimiento.

patio2

Escribe tu opinión