La artesanía y el alma de la Navidad

La artesanía y el alma de la Navidad

Casi sin darnos cuenta hemos llegado de nuevo a ese momento del año en el que la ilusión y la generosidad hacia los demás se desbordan en una mezcla con la euforia consumista y cierta irracionalidad en nuestras buenas intenciones.

Las luces brillantes o la música alegre dentro y fuera de los establecimientos nos empujan a comprar compulsivamente, en una carrera casi frenética por sorprender y agradar a nuestros seres más queridos.

Pero, ¿realmente logramos nuestro objetivo?...

Es difícil en un mundo globalizado y uniforme, donde todos vestimos la misma ropa, nos perfumamos con los mismos aromas o llevamos los mismos complementos.

Estamos convencidos de que una Navidad diferente es posible, en la que realmente pensemos en cada persona a la que regalamos como única, especial e irrepetible.

Proponemos que el acto vacío de consumir se transforme en una actividad plena y enriquecedora para todos.

Busquemos sorprender hoy y crear un recuerdo especial para siempre. Huyamos de esa “obsolescencia programada” y de los productos en cadena vacíos de personalidad, que mañana quedarán arrinconados y pasados de moda.

Decenas de ferias de artesanía despliegan su belleza, calidad y exclusividad en las plazas de nuestras ciudades. En ellas descubriremos productos y piezas diferentes y creativas de las manos expertas de los artesanos, desarrolladas una a una con técnicas milenarias.

Artesanos que dedican horas incontables de trabajo, creando y perfeccionando cada pieza como única e irrepetible.

pintando

Regalemos tiempo...

La artesanía puede parecernos más cara que un producto industrial, pero su durabilidad y elaboración es de incuestionable mejor calidad. Las materias primas son cuidadosamente seleccionadas, las técnicas de elaboración meticulosamente desarrolladas y el producto final revisado con la lupa del “saber hacer” del artesano, que conoce la importancia de ofrecer al cliente la perfección.

Regalar artesanía es regalar patrimonio, tiempo, exclusividad y fomenta una actividad productiva que genera puestos de trabajo de personas frente a máquinas…

Llenemos esta Navidad de ALMA en cada uno de nuestros regalos.

Escribe tu opinión