El cordobán de la Quinta Avenida

El cordobán de la Quinta Avenida

Hablamos de Nueva York y casi todos pensamos en su Quinta Avenida y en las decenas de lujosas y afamadas tiendas que , como si de un desfile de alta costura se tratara se extienden en los 10 kilómetros de calle.

Desayuno con Diamantes, King Kong o El Padrino son sólo muestras de las películas que eligieron la Quinta como escenario para su rodaje. Los rascacielos, el bullicio, el tráfico denso salpicado del amarillo de los taxis y las luces, son imágenes de la famosa avenida que hoy será testigo de parte de la historia de Meryan.

En 1965, apenas una década después de que nuestro taller iniciara su producción , se recibe desde Estados Unidos el encargo de la fabricación de un biombo para la prestigiosa cadena de almacenes Altman&Co.

biombo

Se crea en tres paneles decorados con motivos vegetales, cartuchos mistilíneos y aves del paraiso, que aún hoy mantenemos en nuestro catálogo con algunas modificaciones en la estructura. El diseño respondió a la petición del departamento de mobiliario de lujo más importante por aquel entonces en Estados Unidos.

Altman&Co o había sido fundada por Benjamin Altman en 1895 , considerándose la impulsora en el país de un nuevo modo de entender el comercio. Grandes edificios donde cada planta estaba dedicada a la venta de un determinado producto, ropa, sedas, perfumería o mobiliario enfocados a la, cada vez más asentada, clase media-alta. La iniciativa de este nuevo modelo consumista tuvo origen en la vieja Europa Londres y los "Harrods" o  París y las "Galerías Lafayette", fueron los espejos donde familias de comerciantes como los Altman miraron.

Imagen quinta avenida

De las sedes que los almacenes Altman&Co tuvieron en EEUU, la ubicada entre la Quinta y la 34 de Nueva York fue el buque insignia. Altman supo ver más allá de una avenida que por entonces era residencial, con palacetes de tipo Neo-Renacentista de la burguesía neoyorkina. El esquema de aquella calle estrecha inició con el nuevo edificio comercial de Altman, su cambio a la gran avenida que hoy es.

Imagenes de la quinta avenida

Fue un empresario de éxito y supo además invertir en obras benéficas y de arte. Tras su muerte en 1913 dejó un legado de más de 1000 piezas de arte al Museo Metropolitano de Nueva York y una fundación que hoy día sigue en pié.

La cadena de almacenes permaneció gestionada por varios inversores y mantuvieron hasta cierto punto el carácter de su fundador. Aquel año de 1965 en el que realizamos el biombo, Nueva York sufrió en pleno invierno el Gran Apagón eléctrico que durante 14 horas sembraron el caos en varios estados. Los almacenes de la Quinta permanecieron con suministro y abrieron las pueras de las 8 plantas para atender a los vecinos.

Edififico Altmanco

En la Navidad de 1990, Altman&Co cerró para siempre el estandarte de un modo de vida que más de cien años atrás cambiaría el perfil de la Quinta Avenida de Nueva York.

Escribe tu opinión